A ti que estás en tu trabajo tomándote el tiempo de leer esta nota, o estudiando, o tratando de hacer magia para llegar a fin de mes, te proponemos: haz caso a tu cuerpo y festeja este día. ¿Cómo? en esta nota te damos un par de tips para conmemorar la fecha siendo realistas y no diciendo que te tomes un avión a Bora Bora (si puedes hacerlo no sigas leyendo y vete a sacar el billete de avión). Antes que nada: frena tu reloj para inspirar y exhalar bien profundo. Ahora sigue…

Respira: Busca tu sitio preferido en casa, enciende una vela aromática, pon alguna música tranqui y practica algún ejercicio de respiración. Este combo es perfecto para esos días en que el mundo parece no parar.

Desayuna rico: Si bien sabemos que la mayoría no se toma el tiempo adecuando para disfrutar la primera comida del día, hoy proponemos que sí lo hagas o que te pidas un buen menú para deleitarte en tu lugar de trabajo.

Haz yoga o meditación: Si tienes 20 minutos libres en tu día, dale paso a estas prácticas que te ayudarán a cuidar tu cuerpo y mente. Te vas a desconectar del exterior para conectarte con tu interior y vas a ver que luego de hacer estas disciplinas, parece que comienza un nuevo día.

Chao tecnología: Esta es la más difícil de cumplir. Quizás seas una persona que no tiene minutos libres pero la opción del yoga la piensas; en cambio esta opción te incomoda más. Es que consta en alejarte por una hora (mínimo) de todos los aparatos electrónicos; moviles, pc, tablets, Tv, etcétera. El mundo seguirá igual aunque no estés siguiendo las redes por un rato.

Sal al sol: Hoy se puede, aprovecha. Tomate 15 minutos para que los rayos te doren la piel. Es fuente de energía y el contacto con la naturaleza siempre es un bien a la salud.

Masajes y baño relajante: Si te quedaron unos centimos en la cartera, date el gusto y paga una sesión de masajes relajantes.…vale la pena. Si es imposible, tomate una hora para meterte en la bañera, ponte unas velas y disfruta del silencio. Si no tienes bañera, quédate abajo de la ducha por un buen rato y relájate los músculos de todo el cuerpo.

Duerme todo lo que puedas: Si bien para muchos relajarse es sinónimo de mirar series, hoy te proponemos que dejes la maratón para mañana y aproveches para dormir el tiempo que puedas. Cada minuto vale para reponer energías y encarar mejor el resto del día.
Ahora parece que este día tiene más sentido ¿verdad? ¡Prueba un día! No es tan difícil.