Invierno Otoño Primavera Todo el año Verano


para-r-sosiale

Oímos hablar de la importancia de la estacionalidad de los alimentos. Intuimos que esta consumir alimentos de temporada  es más respetuoso con el medio ambiente e incluso beneficioso para nuestra salud pero ¿Nos hemos parado a preguntarnos por qué?

La estacionalidad de los alimentos

La estacionalidad, en su definición amplia, es una serie temporal que suele repetir el mismo esquema de comportamiento con una amplitud inferior al año. Este término se usa en diferentes campos como la estadística y la economía…

Cuando hablamos de La Estacionalidad de frutas y verduras, nos referimos al hecho de que hay un tiempo óptimo de recogida para cada alimento. Así, su desarrollo y crecimiento previo se ha desarrollado según su ciclo natural.

En contraposición a esto, los alimentos fuera de temporada suelen haber sido almacenados en cámaras antes de su maduración con la consecuente pérdida de nutrientes, llevan un aporte químico extra usado para combatir las plagas, o son importados de otros países donde sí están en temporada.

Al mismo tiempo, también es cierto que  la estacionalidad de los alimentos ya no es tan rigurosa y podemos disfrutar de alimentos de temporada frescos durante más tiempo a lo largo del año. Pinchando aquí puedes ver el Calendario de frutas y verduras según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Consumir productos de temporada tiene un triple beneficio: económico, saludable y ecológico

 Económico.

 Gracias a uno de los postulados básicos de la oferta y la demanda: al aumentar su disponibilidad en los supermercados y tiendas, los precios de los productos bajan.

Saludable.

El aporte de propiedades de las hortalizas y frutas recogidas en temporada es absoluto. Que estén cultivadas en suelos ricos  y con el clima adecuado, promueve que el dulzor, la textura, la fibra y las vitaminas estén en su momento óptimo.

Así mismo, el sabor de los alimentos en su punto perfecto de maduración siempre es el más rico.

En un plano más espiritual, se dice que comer alimentos de temporada nos conecta con la tierra en la que vivimos y sus periodos. Somos parte de la naturaleza y nuestro cuerpo también se rige según sus ciclos, por lo que comer lo que la naturaleza nos ofrece en las diferentes etapas es oír a nuestro propio cuerpo y darle lo que necesita.

Ecológico.

Si consumimos alimentos de temporada estamos respetando el ciclo natural de los mismos. De esta forma se lucha con los cultivos intensivos que agotan el suelo y contra la sobreutilización de químicos para la conservación de los productos. Por otro lado, el consumo energético se reduce en el transporte, almacenaje y distribución.

Después de ver qué es esto de la Estacionalidad, parece bastante razonable la defensa que se hace de los productos de temporada. Intentar consumir alimentos de temporada es recomendable sin obsesionarnos. Esto es, tener en cuenta el calendario de frutas y verduras a la hora de hacer la compra pero si alguna vez te desvives por tomarte un zumo de naranja en junio… ¡No te castigues! ¿Y vosotros/as? ¿Qué pensáis sobre el consumo de alimentos de temporada? Lo veis o no importante? ¿Lo practicáis?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>