Invierno Otoño Primavera Todo el año Verano


pechugas-de-pollo-gratinadas-blog

Estrenamos sección en nuestro blog, dedicada a consejos nutricionales, muy apreciados por todos los que quieren conocer más a fondo algunos de los alimentos que consumimos a diario en nuestra dieta. En este caso, empezamos hablando de las virtudes nutricionales de la carne de pollo, la más utilizada en la cocina española.

Aunque el consumo de carne era ocasional en tiempos pretéritos, reservado para ocasiones especiales y celebraciones, la cría intensiva ha convertido al pollo en la carne más consumida hoy día, con gran diferencia, siendo un ingrediente casi diario en muchas casas españolas.

Su abaratamiento y versatilidad en cocina han popularizado esta carne de pollo, siendo una de las fuentes de proteínas animales más económicas, junto con los huevos. Aunque se siguen criando pollos con grano, a la manera tradicional, la mayoría del consumo se centra en la cría intensiva con piensos, mucho más económica.

Virtudes nutricionales de la carne de pollo

La carne de pollo es magra, es decir, baja en grasas, sobre todo si la cocinamos sin la piel. El prototipo de carne ligera y baja en grasas es la pechuga de pollo deshuesada y sin piel, que encontramos en oferta en las tiendas superSol casi todo el año. Fácil de cocinar, limpia y con un mayor contenido en proteínas que otros cortes, como los muslos.

El aporte de proteínas es alto, parecido a las carnes rojas, pero a menor precio, y además con la ventaja de contener menos grasas y colesterol. Además la carne de pollo nos aporta vitaminas (ácido fólico, vitamina B3) y minerales esenciales, como hierro, zinc, fósforo y potasio.

Los menudillos, sobre todo el hígado de pollo, usado para guisos, patés caseros o relleno de canelones, nos aportan mayor proporción de hierro, vitaminas y minerales, similar a la carne roja, aunque con mayor cantidad de grasas y colesterol, por lo que su consumo debe ser moderado.

Un consejo importante, sobre todo si padecemos problemas de colesterol o estamos a dieta, es consumir la carne de pollo sin piel, y preferentemente la pechuga sin piel, más magra, como hemos dicho. La técnica de cocinado también influye, de manera que las más ligeras son las cocinadas al horno, al vapor o a la plancha, con pocas grasas.

Usos en cocina de la carne de pollo, cómo cocinar el pollo

En nuestro blog te ofrecemos muchas recetas con pollo, donde puedes descubrir nuevas maneras de cocinarlo. Sin duda es una de las carnes más versátiles, tanto en la cocina tradicional como en la nueva cocina.

Aunque muy buena a nivel nutricional, su bajo contenido en grasas hacen de la carne de pechuga de pollo algo menos sabrosa que otros cortes, por lo que al cocinarla debemos usar técnicas que la dejen más jugosa y sabrosa.

Una de las mejores son los adobos y marinadas, como la marinada de yogurt y especias que usamos para hacer las brochetas tikka masala. Las brochetas de pollo son muy populares, y una simple marinada de zumo de limón, sal y especias dará muy buenos resultados, mejorando el sabor y textura de la carne.

A la hora de asarla, si la ponemos sin piel, podemos proteger la carne con una ligera cobertura de salsa, que aportará sabor y una textura crujiente, evitando que se reseque demasiado en el horno, como en nuestra receta de pechugas gratinadas al horno.

Tampoco puedes olvidar técnicas tradicionales muy adecuadas para cocinar y conservar la carne de pollo, como el pollo en escabeche, cocinado con una deliciosa mezcla de aceite de oliva, vinagre, verduras y especias. Otras receta tradicionales son guisos sencillos, como el pollo en pepitoria o el pollo en salsa de almendras, que se pueden preparar con cualquier corte de pollo, aunque con las pechugas nos garantizamos un plato más ligero.

En invierno el pollo es el ingrediente básico de caldos y sopas, que serán más ligeros si usamos la pechuga, aunque también podremos usar otros cortes, muslo y sobremuslo, o incluso las carcasas de pollo. Un caldo de pollo ligero es una de las mejores recetas para tener siempre a mano una sopa sencilla y sana. También podremos servir sopas cremosas de pollo, o ricos consomés.

Acude a la carnicería de tu tienda superSol más cercana, y déjate aconsejar por nuestros expertos carniceros, que te recomendarán el corte de pollo más adecuado a cada preparación. Una atención personal que nos diferencia de otros supermercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>