Ahorro en la cocina Cuida tu ropa Limpiar es fácil


Casa limpia, casa bonita

Por: | comments | 3 septiembre 2014 |
limpieza

A todos nos resulta muy gratificante tener una casa limpia y ordenada, nos hace sentir mejor, más alegres y relajados.

Para que tus tareas sean útiles y tengas tu casa siempre en orden, te enseñamos a organizarte y cómo se crea un plan de limpieza.

El primer paso es ver con qué ayuda cuentas y cuánto tiempo quieres o puedes invertir en hacer estas tareas…

  • AYUDA: puedes pedírselo a las personas de la casa, ya sean  adultos y tus soletes. Los más peques, aunque su tarea sea mínima, pueden ir aprendiendo y es bueno que cojan el hábito. Sobre este punto debes observar las habilidades de cada uno y también preferencias.
  • TIEMPO: adminístrate bien sabiendo del tiempo del que dispones para limpiar y en qué momento del día, de la  semana o del mes vas a hacerlo.
  • DESTREZA: saber llevar a cabo las tareas es fundamental para que salgan bien y que tu esfuerzo merezca la pena.

Con estos puntos claros ya puedes organizar tus labores de limpieza y el tiempo estimado para hacerlas. Algunas necesitan tan poco tiempo que te sorprenderás lo rápido que terminas.  De la misma manera, intenta saber cuáles son las tareas que solo requieren un día a la semana y las que se realizan un día al mes o al trimestre.

  • Planilla: haz una planilla o cuadro con los días de la semana y apunta las tareas correspondientes que harás a lo largo de la semana.
  • No la pierdas: coloca el plan de limpiezas en un lugar donde todos los implicados en ella podáis verla y no se extravíe.
  • Revísala de vez en cuando: es importante que, por lo menos una vez al mes, revises los posibles cambios que haya que hacer y quién de todos los que participáis va a tener otra tarea. Así conseguirás que limpiar no resulte monótono.
  • Importante: no te olvides de fomentar el orden en la casa para que las limpiezas puedan hacerse en un tiempo récord.

Como puedes ver, la clave de una buena limpieza es la organización: saber qué tareas son las que se deben hacer con mayor frecuencia, como fregar, limpiar el polvo, barrer…, y cuáles son las que requieren menos atención, como hacer la colada o poner un lavavajillas.

Si vives solo te recomendamos que vayas haciendo las tareas con frecuencia una a una, en lugar de esperar a un día concreto para poner a punto la casa. Así, te llevará menos tiempo y no te resultará tan pensada la limpieza.

Ya no tienes excusas para no hacerte con las tareas del hogar, ahora solo tienes que planificarte y coger el hábito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>