Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Panna cotta de chocolate blanco

Por: | 0 comments | 8 octubre 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 2,5 horas con el reposo
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 4

La panna cotta es un postre de origen italiano que se ha hecho muy popular en nuestro país. Esta nata cocida, que es lo que significa en italiano, tiene un sabor suave y una consistencia de gelatina ligera, pues se elabora básicamente con nata líquida, gelatina y azúcar. Que esta es otra razón de su popularidad, lo fácil que es de preparar, puesto que no lleva ningún tipo de complicación como cuajar huevos.

En esta receta, que proviene del blog Food&Cook, se enriquece la fórmula original (que reconozco que a mí me resulta un tanto sosaina) con chocolate blanco, haciéndola más sabrosa.

Ingredientes

500 ml de nata líquida para montar

50 g de azúcar

100 g de chocolate blanco de cobertura

1 cucharada de extracto de vainilla

2 cucharaditas de gelatina en polvo

2 cucharaditas de agua.

Elaboración

Vertemos la nata líquida en un cazo. Agregamos el azúcar y el chocolate blanco en trozos pequeños. Calentamos y llevamos a ebullición, removiendo para asegurarnos de que se deshace todo el chocolate.

Mientras calentamos la mezcla, ponemos la gelatina en un bol y añadimos el agua. Mezclamos y dejamos que se hidrate por lo menos dos minutos.

Cuando la nata llegue a hervir agregamos la gelatina hidratada y removemos bien; se disuelve enseguida. Mantenemos otro minuto en el calor para asegurarnos, al tiempo que removemos, y retiramos el cazo del fuego.

Agregamos la vainilla. Vertemos en cuencos pequeños, vasitos o tazas para consumirla directamente en ellos. Si queremos desmoldarla antes de consumir tendremos que untar los  moldes con algo de aceite de girasol o de almendras de uso alimentario, sin pasarnos.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego metemos la panna cotta en el frigorífico, donde dejaremos que repose por lo menos un par de horas para que se asiente perfectamente.

Veréis que el chocolate blanco combinado con la vainilla aporta un gusto estupendo. Para servir la panna cotta de chocolate blanco podemos acompañarla de trocitos de fruta fresca.

Recetas similares:
  • Tarta Sacher ¡Feliz día internacional del Chocolate!

  • Receta infalible de tarta de queso sin horno

  • La merienda del fin de semana en familia: tortitas saludables

  • Receta de Galletas de Limón y Pistacho


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>