Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


  • Tiempo: 30 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 4

Esta receta es perfecta para hacer que los niños no echen de menos el tomate frito. Además, es ideal para las personas con diabetes, gracias a la sustitución del clásico arroz blanco por el integral y elaboración, en la que se prioridad a la cocción.

Ingredientes

  • 2 tazas de arroz integral
  • 250 gramos de pollo
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • 200 gr de tomate natural triturado
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo

Elaboración

En primer lugar, corta el pollo en dados y salpimenta. Reserva en un bol.

Corta la cebolla y el ajo y sofríe en una cazuela con unas gotas de aceite de oliva. Añade el pollo  y agrega el tomate y un chorrito de vino blanco para crear un jugo de cocción.

Cuece hasta que comience a hervir. En ese momento, añade el arroz y espolvorea con tomillo, remueve con un cucharón de madera y tomando como referencia la taza con la que has echado el arroz, agrega 5 ½ tazas de agua.

Salpimenta y cuece a máxima potencia hasta el primer hervor. Una vez comience a hervir, baja la potencia y cuece a fuego medio hasta que se consuma el agua casi por completo. Antes de que se haya consumido, apaga el fuego y retíralo. Coloca un paño por encima de la cazuela y déjalo reposar durante 5 minutos.

Recetas similares:
  • Hamburguesas de berenjena y quinoa

  • Garbanzos con espinacas y bacalao

  • Tortitas de calabacín

  • Garbanzos salteados con tomates secos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>