Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Bizcocho de yogur y aceite de oliva

Por: | 0 comments | 7 enero 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 1 hora
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 5

Este bizcocho de yogur  y aceite de oliva es un clásico que ronda por las cocinas de los más reposteros desde hace años. Sí, se trata de ese bizcocho que se prepara con un yogur y luego se utiliza el propio envase del yogur para medir los demás ingredientes. Lleva aceite de oliva en lugar de mantequilla, así que nos haremos la ilusión de que es saludable, ejem.

Este bizcocho además no lleva huevos ni claras montados con azúcar, solamente levadura, por lo que es facilísimo de hacer y siempre sale bien. Eso sí, siempre y cuando tengáis dominado vuestro horno, lo que es esencial para obtener buenos resultados en la repostería casera. ¿Que a qué me refiero con tener el horno dominado? Pues a saber cuánto tarda en estar completamente caliente, conocer en qué zonas calienta más, etc. Y esto solamente se consigue con la práctica, así que ahí vamos, a practicar.

Ingredientes

  • 1 yogur natural sin desnatar
  • 1 limón rallado
  • 2 vasitos de yogur de azúcar (o 190 g)
  • 3 vasitos de yogur de harina corriente (o 190 g),
  • 1 vasito de yogur de aceite de oliva (o 90 g),
  • 1 sobre de levadura química (16 g)
  • 4 huevos medianos.

Elaboración

Rallamos el limón y reservamos la ralladura. Ponemos mientras tanto el horno a calentar a 180° (con aire) / 200° (sin aire).

Vertemos el yogur en un bol. Lavamos el vasito y lo secamos para utilizarlo en las medidas. Usando el vaso, o las medidas en gramos que hemos indicado, agregamos al bol todos los demás ingredientes: el azúcar, la ralladura, la harina cernida junto con la levadura, el aceite y los huevos. Batimos todo brevemente, lo justo para que quede una mezcla homogénea.

Preparamos un molde rectangular, tipo plum cake (suelen ser de unos 25 cm de largo). Podemos untarlo de mantequilla y enharinarlo, o forrarlo con papel de hornear; yo prefiero este último método, porque el bizcocho una vez cocido se saca con mucha mayor facilidad.

Vertemos con cuidado la mezcla en el molde preparado y lo metemos en el horno, que debe haber alcanzado la temperatura indicada (si lo metemos en un horno con calor insuficiente el bizcocho no nos crecerá como debe, así que ojo, esto es muy importante). Cocemos el bizcocho 40 minutos, sin abrir la puerta del horno ni una vez. Al cumplirse el tiempo abrimos el horno y probamos con una brocheta si está hecho. Si es así, lo sacamos a enfriar, mejor sobre una rejilla y fuera del molde.

Recetas similares:
  • La merienda del fin de semana en familia: tortitas saludables

  • Receta de Galletas de Limón y Pistacho

  • Receta de Tarta de Zanahoria

  • Mousse de turrón: un postre navideño sencillo para sorprender


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>