Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Canelones clásicos de carne

Por: | 0 comments | 23 septiembre 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 90 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 8

Empieza a hacer fresquete y ya apetecen platos más contundentes. Los canelones son un clásico de la cocina familiar que gusta a todos. Son un pelín laboriosos, no voy a decir que no, pero no tienen nada que ver con los canelones precocinados, porque una buena bechamel casera es una de las cosas más ricas del mundo. Os recomiendo que probéis estos canelones, porque además sale una buena cantidad que se puede incluso congelar en porciones.

Ingredientes

  • 500 g de carne picada
  • 60 g de aceite de oliva
  • 2 cebollas
  • ½ calabacín
  • 1 zanahoria
  • 400 g de tomate triturado
  • 1 chorro de vino tinto
  • 2 cajas de plancha de pasta para canelones
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cda. de aceite de oliva
  • 90 g de harina común
  • 700 g de leche
  • 100 g de queso rallado para gratinar
  • sal y nuez moscada

Elaboración

Empezamos por preparar el relleno. Sofreímos las cebollas y la zanahoria picadas finamente. Cuando esté transparente la cebolla agregamos el calabacín y seguimos sofriendo hasta que esté blando.

Añadimos la carne y la sofreímos a fuego medio hasta que tome color, apenas unos minutos. Agregamos el tomate triturado y el vino tinto, y cocemos a fuego bajo el tiempo necesario para que el líquido se concentre y nos quede una salsa espesa, suficiente para rellenar los canelones cómodamente. Salamos bien y dejamos templar.

Preparamos una fuente amplia y procedemos a montar los canelones. Para ello habremos remojado las planchas de pasta o no, según indiquen las instrucciones del paquete, ya que los hay de varias clases. Vamos poniendo las planchas sobre un paño, pocas cada vez para que no se resequen, y poniendo una cucharada de relleno sobre ellas. Formamos un rollo con cada plancha y lo ponemos en la fuente. Mientras llenamos toda la fuente mantendremos tapados con plástico los canelones ya montados, para que no se resequen.

Hacemos la bechamel de cobertura derritiendo la mantequilla con el aceite en una sartén. Cuando estén calientes sofreímos la harina, tostándola bien para que la bechamel no sepa a crudo. Templamos un poco la leche y la vamos agregando poco a poco, deshaciendo bien los grumos con cuchara de madera, sin dejar de remover hasta que la hayamos añadido toda. Cocemos un par de minutos hasta que espese. Salamos y añadimos un pellizco de nuez moscada. Si nos han quedado grumos no pasa nada: metemos una batidora manual para deshacerlos.

Cubrimos los canelones preparados en la fuente con la bechamel recién hecha y espolvoreamos con el queso rallado. Calentamos los canelones en el horno precalentado a 180° durante unos 15-20, hasta que se dore la superficie. Buen provecho.

Recetas similares:
  • Recetas perfectas para cenas de invierno

  • Arroz con Costillas

  • Barquitas de queso feta con pera y almendra

  • Muslos de pollo al horno con apio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>