Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Compota de manzana sin azúcar

Por: | 1 comments | 4 marzo 2014 | Categoria:

 

  • Tiempo: 45 minutos
  • Dificultad: Media
  • Raciones: 7-8

La compota de manzana es un dulce delicioso, fácil de preparar y muy versátil porque lo mismo vale para un roto que para un descosido. Resulta igualmente fantástica para alegrar otros postres como un sencillo yogur, para rellenar tartas y otros dulces, o sola sin ningún otro acompañamiento como complemento a un desayuno por ejemplo.

He comprobado que es perfectamente posible preparar compota de manzana sin ningún tipo de endulzante añadido, si las manzanas son suficientemente dulces. Tengo la suerte de tener un manzano cuyas manzanas son tan dulces que no necesitan endulzante de ningún tipo, pero esto no es lo habitual. Si preferimos utilizar manzanas más ácidas, como las reineta o las Granny Smith, necesitaremos endulzar la compota. En mi receta os indico el endulzado con un endulzante que yo misma utilizo porque soy prediabética: la tagatosa, que se añade en una proporción de la mitad del peso que necesitaría la receta en azúcar (es decir, si una receta llevaría 100 gr de azúcar, se sustituirían por 50 gr de tagatosa). Me gusta porque cuando se trata de un alimento que necesita una cantidad apreciable de endulzante, la tagatosa no produce gustos extraños como la sacarina por ejemplo.

Tened en cuenta que como la compota no es una mermelada, la proporción de endulzante es mucho menor, no se conserva tan fácilmente por lo que no solo hay que guardarla siempre en el frigorífico y hay que consumirla en tres o cuatro días.

Ingredientes

  • 1 kg de manzanas ácidas
  • 60-70 gr de tagatosa (o cualquier otro endulzante apto para diabéticos)
  • 1 trozo de canela en rama.
  • 1 limón en zumo

Elaboración

Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos en gajos. Las ponemos en un cazo que difunda bien el calor, de fondo grueso. Les añadimos de inmediato el zumo de limón, para que no se ennegrezcan.

Agregamos la tagatosa y el palo de canela y calentamos a fuego bajo. Cuando las manzanas empiecen a soltar algo de jugo y a hervir, tapamos el cazo y seguimos cocinando a fuego bajo media hora, removiendo a cada tanto. Debemos vigilar que no se agarre la compota en el fondo.

Cuando acabe la cocción, si la manzana no está suficientemente deshecha o nos gusta la compota muy pasada podemos triturarla ligeramente. Probamos el punto dulce y añadimos más endulzante si es necesario.

Si usáis endulzantes artificiales como la sacarina o el aspartamo ya sabéis que es mejor añadirlos al final en lugar de al principio de la cocción.

Recetas similares:
  • Arroz con pollo en salsa de tomate natural (especial para diabéticos)

  • Garbanzos con espinacas y bacalao

  • Tortitas de calabacín

  • Garbanzos salteados con tomates secos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>