Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Croquetas clásicas sin lactosa

Por: | 0 comments | 26 febrero 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 45 minutos
  • Dificultad: Media
  • Raciones: 3-4

Inauguramos con esta receta de croquetas sin lactosa una serie de recetas para aquellas personas intolerantes a la lactosa, entre las cuales me cuento, sin ir más lejos. Hacer unas croquetas sin lactosa hoy día no reviste ninguna dificultad pues, aunque hasta hace poco tiempo no era de uso común, ya encontramos en muchísimos comercios, grandes y pequeños, leche sin lactosa. Entonces, ¿cómo se hacen unas croquetas sin lactosa? Pues igual que las croquetas de leche con lactosa, pero cambiando el tipo de leche. Está chupado.

Esta receta es la que hacía mi madre, con atún en conserva, pero por supuesto se pueden usar otros tropezones: la carne del cocido, huevo duro, queso, etc. a vuestro gusto.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 120 gr de harina
  • 1 litro de leche entera sin lactosa
  • 150 gr de atún en aceite
  •  1 buen pellizco de nuez moscada recién molida,
  • 1 pizca de sal
  • 2-3 huevos batidos
  • pan rallado para el rebozado
  • aceite de oliva suficiente para freir

Elaboración

Como en toda masa de croquetas, empezamos por calentar en una sartén grande la mantequilla con el aceite hasta que se derrita, momento en el que añadiremos la harina. Meneamos bien con cuchara de palo, aplastando los grumos y tostamos esta mezcla 2-3 minutos para quitarle el sabor a crudo a la harina.

Añadimos algo de leche y removemos enérgicamente, aplastando todos los grumos. Vamos agregando la leche poco a poco y deshaciendo grumos. Cuando tengamos cierta cantidad podemos meter una batidora de mano para acabar de afinar la masa, nadie nos va a considerar malos cocineros por ello.

Cuando ya hemos añadido toda la leche, agregamos la nuez moscada, seguimos cociendo a fuego medio y removiendo de vez en cuando, hasta que la mezcla esté espesa y se separe de las paredes de la sartén. Hacia la mitad de la cocción añadimos los tropezones, en este caso de atún, previamente bien escurrido. Hay quien prefiere añadir el relleno al principio de la cocción para que la masa se impregne más del sabor, eso lo dejo a vuestro criterio.

Salamos al gusto. Vertemos en un recipiente llano y amplio y dejamos enfriar con un plástico pegado a la superficie, para que no forme costra. Una vez fría es mejor dejar reposar la masa toda una noche en la nevera para que quede más firme.

Moldeamos las croquetas como tengamos costumbre, a mano, con dos cucharas o con manga pastelera (aquí podéis ver este método en mi blog). Rebozamos primero en pan rallado, luego en huevo, y una segunda vez en pan rallado. Freímos por tandas en aceite bien caliente, pero que no humee.

Sacamos a escurrir sobre papel de cocina. Y… buen provecho.

Recetas similares:
  • Pollo con brócoli y salsa de soja (Receta apta para intolerantes a la lactosa)

  • Merluza rebozada con mayonesa vegetal sin lactosa

  • Mojicones

  • Flan de huevo sin lactosa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>