Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Curry de pollo

Por: | 0 comments | 16 octubre 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 45 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 4

Este curry de pollo que os enseñamos hoy es un curry básico, fácil además de sabrosísimo. Porque un curry no es un mejunje al que le añadimos medio bote de esos que llevan la etiqueta de “curry”. No, no, no. Un curry es una especie de estofado a la india, con una mezcla de especias variadas, que varían en proporción.

En un curry básico no debe faltar cebolla, ajo, tomate, jengibre, comino y semillas de cilantro. Tradicionalmente se hace un sofrito con las verduras usando ghee, mantequilla clarificada, aunque nosotros en este caso usaremos aceite de oliva para facilitar las cosas. Para esta receta nos hemos inspirado en un plato de Los 50 mejores currys de la India, de Camellia Panjabi.

Ingredientes

  • ½ kg de pechuga de pollo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trozo de jengibre fresco (1 cm)
  • ¾ cucharadita de semillas de cilantro (coriandro)
  • ½  cucharadita  de comino
  • ½  cucharadita  de cúrcuma
  • 1 trozo de canela en rama (1 cm)
  • 2 clavos de olor
  • 1 guindilla seca o fresca (no la pondremos si no queremos que esté picante)
  • 300 g de tomate triturado
  • Sal al gusto

Elaboración

Cortamos la pechuga de pollo en tiras; reservamos.

Cortamos la cebolla en rodajas y la sofreímos en el aceite de oliva, hasta que esté transparente. Añadimos el ajo y el jengibre, muy finamente picados, y los sofreímos 1 minuto.

Agregamos las especias que habremos molido previamente. Para ello se puede usar un molinillo de café, en el que previamente habremos molido un puñado de arroz para quitarle el aroma a café. Podemos moler las especias todas juntas, excepto la canela, que os aconsejo que la moláis individualmente pues es más dura (también se puede usar canela ya molida, pero no da el mismo aroma).

Sofreímos las especias 1 minuto, hasta que empiecen a despedir su fragancia. Agregamos el pollo troceado, subimos el fuego y lo sofreímos hasta que cambie de color, removiendo si hace falta.

Añadimos el tomate triturado, bajamos el fuego al mínimo y cocemos el conjunto 20 minutos. Si se consume el líquido antes de ese tiempo añadiremos agua para que acabe de cocerse el pollo; debe quedar tierno.

Una vez bien hecho el pollo salaremos el conjunto. Estos guisos quedan muy bien de un día para otro, porque se asientan los sabores. Os aconsejo que acompañéis este curry de pollo con un buen arroz al azafrán. Los arroces sencillos le van como anillo al dedo.

Recetas similares:
  • Hamburguesas de berenjena y quinoa

  • Deliciosas recetas navideñas de otras culturas

  • Tortilla de espinacas

  • Emperador a la plancha con mayonesa de ajo casera


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>