Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Falafel, croquetas especiadas de garbanzos

Por: | 0 comments | 12 marzo 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 45  minutos /más tiempo de remojo)
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 5

Para quien no los conozca, los falafel son en mi opinión una de las formas más deliciosas de comer garbanzos. Esta especie de croquetas especiadas de garbanzos u otra legumbre típica de Oriente Medio, especialmente de la cocina libanesa, se preparan con un puré grueso de garbanzos que se aromatiza con cilantro y comino principalmente. Esta mezcla de especias y aromas me resulta completamente adictiva, no puedo comer solamente un falafel. Si empiezo no paro. La historia de mi vida.

Eso sí, para preparar estos falafel hace falta una trituradora potente, pues aunque los garbanzos se trituran después de remojados, hace falta emplearse a fondo para que el puré no quede excesivamente grueso.

Ah y los falafel tienen la ventaja de que no solo son un tentempié sabroso y saludable, porque están compuestos exclusivamente de verduras y legumbres y fritos en aceite de oliva sin ningún rebozado. Son aptos para un montón de dietas especiales como vegetariana, vegana, sin gluten (si usáis una harina sin gluten en lugar de harina de trigo) e incluso son aptos para diabéticos ¡Avisados estáis!

Ingredientes

  • 340 g de garbanzos (peso antes de remojar)
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo aplastados
  • 2 guindillas verdes
  • 1 manojo de perejil
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • 1 cucharada de semillas de cilantro (coriandro)
  • 1 cucharada de cominos
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen para freír.

Elaboración

Pelamos la cebolla y la cortamos en cascos. Pelamos también los ajos y les damos un golpe con el mango de un cuchillo grande, para aplastarlos. Cortamos en trocitos las guindillas. Reservamos.

Majamos en un mortero las semillas de cilantro y el comino, no hace falta que queden trituradas por completo. Lavamos y secamos las hierbas. Reservamos.

Ponemos los garbanzos muy bien escurridos del agua de remojo con los demás ingredientes y 1,5 cucharaditas de sal en una batidora o trituradora y trituramos hasta obtener un puré grueso y más bien seco. Lo dejamos reposar una hora, bien tapadito.

Con dos cucharas o con las manos moldeamos bolitas no muy grandes, del tamaño de una croqueta pequeña. Si vemos que la mezcla se nos desmenuza demasiado podemos añadir algo de agua. Si por el contrario está demasiado líquida, añadimos harina corriente a cucharadas hasta que notemos que las bolitas no se nos desmenuzan en exceso (siempre tienden a desmenuzarse un poco, hay que llegar a un compromiso).

Calentamos abundante aceite en una sartén a fuego vivo y freímos los falafel por tandas hasta dejarlos muy doraditos por ambas caras. Los sacamos a un papel de cocina para absorber algo de grasa y los servimos de inmediato. Fantásticos mojados en salsa de tahini.

Recetas similares:
  • La mejor receta del verano: Salmorejo Cordobés

  • Barquitas de queso feta con pera y almendra

  • Selección de recetas frías para los días de calor

  • Aperitivos fáciles y originales para Navidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>