Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Gratinado de patatas

Por: | 0 comments | 9 enero 2014 | Categoria:
  • Tiempo:  35 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 2-3

Este gratinado de patatas es en origen un plato francés, el gratin dauphinois o gratinado delfinés. Es un sencillo y recio plato compuesto por patatas que se cuecen en nata y se aderezan con queso, para acabar por gratinarlo. Se puede preparar en el horno, que es como se hace originalmente, pero a mí me gusta mucho hacerlo en el microondas. Sí, es una de esas pocas recetas que quedan fantásticas hechas en el microondas, ahorrándonos tiempo y también energía, lo que no es para despreciar en estos tiempos que corren. Una vez cocido en el microondas solamente queda gratinarlo con el queso espolvoreado por encima.

Este plato es sencillo, rápido y muy rico para tomar en uno de estos días de frío. Además de poder servirlo como entrante, también es una deliciosa guarnición para todo tipo de asados, por ejemplo. Probad a hacerlo en el microondas, ya veréis qué ahorro de tiempo.

Ingredientes

  • 3-4 patatas (según cómo seáis de triperos)
  • 1 ajo
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de sal
  • nata líquida (para montar)
  • queso sabroso para el gratinado.

Elaboración

Pelamos y cortamos en rodajas las patatas. Reservamos.

Preparamos una fuente donde nos quepan bien las patatas, untando el interior con el diente de ajo pelado (o también se pueden preparar cucas raciones individuales como las de la foto). Colocamos las patatas bien apretaditas, en capas. Salpimentamos bien cada capa por encima.

Vertemos la nata por encima de las patatas, dando unos golpes a la fuente sobre la encimera para que penetre bien por todos los huecos. La nata no debe acabar de cubrir las patatas, pues crece mucho al hervir en el horno microondas, debe quedar alrededor de un dedo por debajo del nivel de las patatas.

Metemos la fuente en el horno microondas a máxima potencia, 10 minutos, bien tapada con plástico de cocina con un agujero hecho en el centro, para que salga el vapor. Acabado el tiempo probamos si las patatas están hechas (sobre todo por el centro) pinchándolas con una brocheta o cuchillo. Si aún están duras (depende de la clase y frescura de las patatas), las cocemos un par de minutos más.

Sacamos la fuente y espolvoreamos el queso que hayamos elegido, mejor que sea bastante sabroso porque las patatas son sosas de por sí. Ponemos la fuente bajo un grill fuerte hasta que se dore el queso. Servimos de inmediato.

Recetas similares:
  • Selección de recetas frías para los días de calor

  • 3 ensaladas con espinacas que nos encantan

  • Recetas frescas veraniegas con legumbres

  • Menú para un San Valentín romántico


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>