Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Guacamole

Por: | 1 comments | 12 agosto 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 15 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 6

Todos conocemos ya el guacamole, esa rica salsa o aperitivo mejicano cuyo ingrediente básico es el aguacate. A mí el guacamole me produce una adicción momentánea, mientras hay guacamole en el plato, que me impide parar de comer. Vamos, que hasta que no rebaño la última molécula de guacamole no soy feliz. Nadie es perfecto.

El guacamole se preparaba originalmente con aguacate aplastado, zumo de limón, tomate rallado y chiles, ingredientes a los que en la actualidad se añaden cebolla, cilantro y a veces ajo. No solo se usa para mojar por sí solo con los consabidos totopos, sino que en la cocina mejicana sirve para acompañar un gran número de platos. El guacamole es algo picante, pero podemos graduar la fuerza al hacerlo en casa, poniendo más o menos chiles picantes, que suelen ser chiles serranos o jalapeños. Hoy día estos chiles se encuentran en conserva en las grandes superficies.

Para que el guacamole esté rico es fundamental que los aguacates estén bien maduros, que se noten blanditos al tacto, pero no en exceso. Si están duros aún carecerán de sabor y además se triturarán mal. Cuando están en su punto se pueden aplastar perfectamente con un tenedor.

Ingredientes

  • 2 aguacates medianos
  • 1 tomate pequeño
  • ½ cebolla
  • unas ramitas de cilantro fresco
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • sal al gusto
  • unas rodajas de jalapeños (facultativo).

Elaboración

Pelamos los aguacates y quitamos el hueso. Ponemos la pulpa en un robot o trituradora potente.

Cortamos el tomate en trozos pequeños y picamos la cebolla. Agregamos ambas cosas al vaso de la batidora, con el cilantro, el zumo de limón, la sal y los jalapeños si los usamos. Trituramos bien, teniendo en cuenta que no queda un puré fino del todo y que además está bien que sea así. De hecho el guacamole se puede hacer también sin triturar, solamente aplastando el aguacate con un tenedor y picando finamente el resto de los ingredientes.

Pasamos el guacamole a un bol y lo tapamos bien con un plástico pegado a la superficie si no lo vamos a consumir de inmediato, porque tiende a oscurecerse por la oxidación, a pesar de que el zumo de limón lo protege parcialmente. Aguanta bien un par de días en el frigorífico

Recetas similares:
  • Edamame, el snack de moda entre los adictos a la comida sana

  • La mejor receta del verano: Salmorejo Cordobés

  • Barquitas de queso feta con pera y almendra

  • Selección de recetas frías para los días de calor


Comentario (1)

  1. posted by recetasrapidas.blog on noviembre 14, 2018

    Hola.
    Muchas gracias por esta fantástica receta, me ha salido deliciosa!!!!! No sabía que fuera tan fácil hasta que lo leí en tu blog. De hecho, me he animado y he subido mi propia versión a mi blog.
    Te dejo aquí un enlace a mi artículo por si te apetece echarle un ojo: https://www.recetasrapidas.blog/guacamole-receta/
    Muchas gracias.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>