Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Las comidas de Navidad en Supersol

Por: | 0 comments | 24 noviembre 2011 |

Ya se acercan las fiestas navideñas,  fechas señaladas en las que familias y amigos se reencuentran en una sucesión de comidas y cenas tradicionales, momento de disfrutar de los placeres de la buena mesa. Supersol te ofrece los mejores productos para que disfrutes de las comidas y cenas de Navidad.

Aunque muchos optan por las comidas en restaurantes, las reuniones familiares siguen siendo la norma, y una costumbre muy arraigada. La abundancia de estas comidas nos obliga a organizarnos con tiempo para que todo quede a nuestro gusto y de nuestros invitados y familiares.

Como primer consejo es importante no dejar todo para última hora y planificar con antelación el menú que vamos a servir. Además podemos planificar las compras de productos como carnes, mariscos, vinos, cavas, etc. aprovechando las ofertas de nuestra tienda Supersol.

Muchos de los platos se pueden preparar el día anterior, o incluso durante la mañana, con lo que a la hora de la cena estaremos más tranquilos, y libres para atender a nuestra familia.

Así, las sopas o cremas se pueden hacer uno o dos días antes sin problema. Los asados de carne se pueden hacer el día anterior, o esa misma mañana, incluso mejoran reposando unas horas. Los pescados son más delicados y sí deberemos cocinarlos, igual que el marisco, a última hora. Otro punto importante es no arriesgarnos con recetas que no hayamos practicado antes alguna vez, corremos el riesgo de tener que acudir a soluciones improvisadas.

Si queremos preparar una tarta o algún postre más elaborado, una mousse, flan o puding, también es mejor prepararlos con antelación. Intentemos hacer postres ligeros, ya que se trata de comidas o cenas copiosas, con varios platos, sin contar los aperitivos, normalmente también abundantes. Las cremas o mousses son una buena opción, o incluso helados que podemos servir con frutas e incluso un poco de licor.

Se está imponiendo la costumbre de servir dos platos principales en estas comidas festivas, muchas veces un plato de carne y otro de pescado. En este caso es recomendable reducir las raciones, para evitar digestiones muy pesadas. Una buena forma de hacer la comida más llevadera es seguir la antigua costumbre de servir un sorbete de frutas, mejor de limón o naranja, a mitad de la comida, entre los platos principales, algo que ayuda bastante a nuestro estómago a digerir la comida y a prepararnos para los siguientes platos.

Aunque es cuestión de gustos, optemos por una cocina casera de calidad, con platos sencillos basados en buenas materias primas. En cuanto a las guarniciones es preferible servir verduras cocidas al vapor, cuyo sabor podemos resaltar con un breve salteado o añadiendo simplemente un poco de aceite o mantequilla, sal y pimienta, evitando así los fritos y guarniciones más pesadas. El arroz hervido es también una buena opción, y si queremos que quede más sabroso podemos añadirle unas pasas, o unos piñones, o algunas hierbas aromáticas. El arroz salvaje y el arroz basmati, muy aromático, son alternativas interesantes.

Respecto a las bebidas, podemos servir vinos jóvenes y afrutados, más del gusto actual, ya sean tintos o incluso algún rosado de calidad. Los blancos secos frescos son buen acompañamiento del marisco y los entrantes, y un moscatel para los postres, o como manda la tradición más reciente, un cava bien fresco. No olvidemos servir agua mineral con o sin gas, bien fría, que nos ayudará a digerir la copiosa comida.

Un menú económico de Navidad

Como es habitual, las fiestas navideñas son días de muchos gastos para las familias, y una parte importante de los mismos recaen en los gastos en alimentación.

Sin duda donde más gastamos es en la partida de mariscos y pescados frescos. Respecto al marisco, podemos adquirir con antelación langostinos, cigalas, bogavantes y otros mariscos congelados, con los que podremos elaborar muchos platos de calidad, como una crema o sopa de marisco, un arroz caldoso, o simplemente cocidos o a la plancha, como entrantes. En cuanto al pescado, podemos optar por el rape, la merluza o la rosada se pueden también comprar congelados con antelación. También podemos conseguir doradas y besugos frescos, que una vez bien limpios y eviscerados, podemos congelar varias semanas antes de las navidades.

En cuanto a las carnes, el tradicional pavo navideño siempre es apuesta segura, aunque hay muchas alternativas igual de sabrosas, como los asados de cerdo o cordero, o incluso de pato. No te pierdas las recetas de Navidad de Supersol, a partir de estas fechas os iremos ofreciendo propuestas sabrosas y económicas para estas fiestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>