Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Palitos de pescado adobado

Por: | 0 comments | 28 enero 2014 | Categoria:
  • Tiempo:  3 horas y media
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 2-3

Estos palitos de pescado, similares a la clásica tapa conocida como soldaditos de Pavía, son facilísimos de hacer y el adobo que se utiliza, de limón y pimentón, los convierte en una refrescante variación al clásico pescado rebozado, dándoles un toque muy sabroso. Incluso a los niños de la casa les gustarán.

Eso sí, es imprescindible usar un bacalao de buena calidad, pues ya sabemos que esta es una cuestión muy variable. Este adobo se puede utilizar también con otro tipo de pescado, pero mejor con un pescado de carne relativamente firme.

Ingredientes

  • 1/2 kg de bacalao en palitos
  • cucharadita de pimentón dulces
  • 2 limones en zumo
  • 1 huevo batido para el rebozado
  • aceite de oliva para la fritura.
  • harina de trigo

Elaboración

En primer lugar se ponen en adobo los palitos de pescado, que por lo menos tendrán que permanecer en él dos horas. En un bol mezclamos el zumo de limón con el pimentón y el aceite, batiendo bien.

Ponemos los palitos de pescado en un recipiente en el que quepan apretaditos y vertemos el adobo por encima, dando vuelta al pescado para que se impregne bien. Dejamos adobar un mínimo de dos horas y un máximo de tres, no es necesario más.

Vertemos suficiente aceite para la fritura en una sartén y calentamos a fuego medio.

Mientras el aceite se calienta, escurrimos bien las piezas de pescado, podemos incluso pasarlas por papel de cocina. Batimos el huevo en un cuenco o plato hondo; vamos pasando las piezas de pescado primero por el huevo y después por la harina, para el rebozado.

Freímos las piezas de pescado a fuego medio, de inmediato porque si dejamos reposar las piezas rebozadas el propio rebozado se nos empapa del jugo del adobo y del pescado y se pone más blando. Si queremos que el rebozado quede mínimamente crujiente hay que freír el pescado justo después de rebozarlo.

Lo ponemos a escurrir sobre una rejilla o sobre papel de cocina arrugado, para que circule el aire a su alrededor mientras se templa; de esta manera el rebozado queda más crujiente. Servimos de inmediato.

Recetas similares:
  • Recetas fáciles de Halloween

  • 2 aperitivos vegetarianos diferentes

  • Recetas frescas veraniegas con legumbres

  • Menú para un San Valentín romántico


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>