Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Pasta sin gluten a la carbonara

Por: | 0 comments | 18 marzo 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 35 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 2

La pasta a la carbonara es un plato italiano, concretamente típico de la región de Roma. Según cuenta mi amigo Frank del blog Memorie di Angelina, un grandísimo conocedor de la gastronomía italiana, la pasta a la carbonara original es un plato de gente muy humilde, por lo que no lleva ninguna de las florituras que se ven hoy día, como nata líquida, jamón o guisantes. Se trata nada más de una sencillísima pasta acompañada de huevo batido que se cuaja prácticamente solo con el calor de la propia pasta, recién sacada de su agua de cocción. No obstante, sí puede llevar queso rallado y panceta, que incluimos en esta receta.

En cuanto a la pasta sin gluten, afortunadamente hoy día ya se encuentran en las grandes superficies pastas elaboradas con harina sin gluten de buena calidad. Para preparar esta pasta he usado tallarines de harina de arroz, una harina que de forma natural carece de gluten, pero ya sabéis y no nos cansaremos de recordarlo que las harinas sin gluten tienen que gozar siempre de la certificación sin gluten, pues a pesar de carecer de gluten podrían contaminarse durante el procesado.

Ingredientes para 4 personas

  • 300-400 gr de pasta (espagueti es lo más típico)
  • 4 huevos
  • 100 gr de panceta
  • agua para la cocción
  • queso rallado al gusto
  • aceite de oliva
  • sal al gusto.

Elaboración

Cocemos la pasta en abundante agua con sal hasta que esté al dente.

Mientras se cuece la pasta salteamos la panceta cortada en trocitos en el aceite. Reservamos. Batimos los huevos en un recipiente, los salamos (cuidado con pasarse si vamos a usar queso rallado después) y reservamos también.

En cuanto la pasta esté en su punto, la sacamos del agua y la escurrimos. Reservamos algo del agua de cocción. Volvemos a encender el fuego de la sartén donde tenemos la panceta y agregamos la pasta de inmediato. Salteamos unos segundos para que se impregne del aceite y vertemos los huevos batidos.

Vamos cuajando a fuego lento sin dejar de remover con una cuchara de madera, incluso puede bastar con el calor de la propia sartén, apagando el fuego. Los huevos en principio no deben cuajarse por completo, sino que deben quedar jugosos. En cualquier caso, si no os gustan los huevos poco cuajados o no os inspiran confianza por cuestiones sanitarias, no dudéis en cuajarlos por completo. Prometo no chivarme a ningún ciudadano romano. Los amantes de la pasta jugosa pueden incluso añadir un par de cucharadas del agua de cocción.

Servimos la pasta de inmediato, con el queso rallado aparte para que cada comensal se sirva a su gusto.

Recetas similares:
  • Filetitos de tofu con cebolla caramelizada y tomate natural (Receta apta para celíacos)

  • Alubias con tofu y zanahoria

  • Fresas con nata

  • Salteado de alubias con chorizo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>