Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Pastel de Fiambre de Pollo y Naranja

Por: | 0 comments | 4 febrero 2014 | Categoria:
  • Tiempo:  2 horas, 95 minutos o 105 minutos (dependiendo del método)
  • Dificultad: Media
  • Raciones: 5-6

Este pastel de fiambre de pollo y naranja no sólo es muy fácil de hacer sino que tiene algo que a mí me encanta: Lo puedes preparar con antelación y te dura varios días. Es decir, que el trabajo en la cocina se ve muy recompensado y además te permite solucionar varias cenas de forma suculenta.

Ya sabemos lo versátil que es el fiambre y este es un ejemplo de fiambre preparado en casa, algo que no solemos hacer, pero que en este caso merece mucho la pena. Es todo un placer poderse preparar una tostada o un bocadillo con este fiambre de pollo.

Ingredientes

  • 1 kgr. de pechugas de pollo
  • 2 naranjas
  • 20 ml de coñac,
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 huevo
  • algo de aceite para engrasar el molde.

Elaboración

Limpiamos las pechugas de nervios y grasa. Las picamos groseramente a cuchillo, aunque también podemos usar carne de pollo ya picada por nuestro pollero.

Ponemos la carne picada de pollo a macerar por lo menos una hora en el coñac, bien tapada.

Mientras tanto, rallamos la piel de una de las naranjas y exprimimos el zumo. Añadimos el zumo y la ralladura al pollo que está macerando y lo dejamos otro rato.

Untamos de aceite un molde rectangular. Cortamos unas rodajas de la naranja que no hemos rallado; deben ser muy finitas para lo que usaremos un cuchillo muy bien afilado. Ponemos las rodajas de adorno en el fondo del molde.

Batimos el huevo y lo añadimos a la carne de pollo. Mezclamos bien, salpimentamos a nuestro gusto y vertemos toda la mezcla en el molde preparado, con cuidado de que no se muevan las rodajas de naranja.

El pastel se puede cocer de tres maneras: en el horno al baño maría una hora (a unos 140°), en el microondas unos 15 minutos a máxima potencia, o al vapor unos 35 minutos. Si lo hacemos al baño maría o al vapor lo taparemos con un papel de aluminio. En el microondas lo taparemos con un plástico de cocina practicando unos agujeritos para que salga el vapor.

Una vez bien cocido (probaremos el centro con una brocheta) lo dejamos enfriar por completo en el molde. Es mejor dejarlo reposar en el frigorífico por lo menos un día para que se asienten los sabores.

¡Buen provecho!

 

Recetas similares:
  • La mejor receta del verano: Salmorejo Cordobés

  • Barquitas de queso feta con pera y almendra

  • Selección de recetas frías para los días de calor

  • Aperitivos fáciles y originales para Navidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>