Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Pinchos morunos

Por: | 0 comments | 6 marzo 2014 | Categoria:
  • Tiempo: 7 horas
  • Dificultad: Media
  • Raciones: 8

Los pinchos morunos son un clásico de las barbacoas. El adobo de carnes cuya razón de ser no es solo aportar sabor, tiene su origen tanto en la conservación, pues tradicionalmente se usaban especias con propiedades antisépticas que evitan que las carnes se estropeen, como en el ablandado, gracias al empleo de ingredientes ácidos como el vinagre o el limón. Cuando no existían las neveras los adobos permitían prolongar la conservación de las carnes.

Hoy en día no necesitamos adobar para conservar y en muchas ocasiones tampoco para ablandar las carnes, pero seguimos haciéndolo porque hay adobos que dan un sabor fantástico sin más, como es el caso de los pinchos morunos.

La versión más genuina de los pinchos morunos, por su origen, se prepara con carne de cordero, pero en nuestro país quizá lo más habitual es prepararlos con lomo de cerdo. No obstante, este adobo también resulta delicioso con carne de vaca e incluso con pollo. Os animo a que probéis estos pinchos con vuestra carne favorita.

Ingredientes

  • 1 kg de carne cortada en tacos
  • 1 limón en zumo
  • 2 cucharadas de cominos
  • 3 cucharadas de pimentón dulce
  • 1/2 cucharada de azúcar o miel
  •  4 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 pizca de sal
  •  aceite de oliva suficiente para bañar la carne

Elaboración

Ponemos todos los ingredientes del adobo en una trituradora potente y trituramos hasta que el ajo casi no se aprecie.

Cortamos la carne que deseemos usar en dados grandes a nuestro gusto. La metemos en una cazuela, un tupper o una bolsa de congelación. Agregamos el adobo bien triturado y removemos para que toda la carne se impregne bien; esto es importante. Dejamos adobar la carne un mínimo de 6 horas aunque encuentro que lo ideal es dejarla toda una noche en el frigorífico para que los sabores penetren bien.

Al día siguiente, ensartamos los dados de carne en brochetas metálicas o de madera desechables, los salamos a conciencia y cocinamos los pinchos sobre parrilla a fuego fuerte o bajo un grill igualmente muy fuerte para que se selle bien por el exterior mientras el interior nos queda jugoso. Se hacen rápidamente, así que es mejor quedarse corto que pasarse.

Cuando la carne esté hecha servimos de inmediato ¡No admite espera!

Recetas similares:
  • Deliciosas recetas navideñas de otras culturas

  • Tortilla de espinacas

  • Emperador a la plancha con mayonesa de ajo casera

  • Huevos al plato con guisantes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>