Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


  • Tiempo: 20 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 4

Con el brócoli como protagonista, dadas sus numerosas propiedades beneficiosas para la salud, te presentamos esta receta tan saludable como sabrosa en la que, junto al pollo y la salsa de soja, se crea una combinación de sabores propia de la comida saludable asiática. Apta para intolerantes a la lactosa y para hacer que toda la familia disfrute de deliciosas y sanas opciones a la hora de la comida.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 brócoli
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Sésamo en grano

 Elaboración

En primer lugar, lava bien el brócoli y trocéalo en pequeños “arbolitos”. Limpia el pollo y córtalo en dados y tritura el ajo y la cebolla.

En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, sofríe el ajo y la cebolla. Cuando comience a dorar, añade el pollo y antes de que esté totalmente hecho, los trozos de brócoli.

Deja que se cocine a fuego medio durante 10 minutos y, pasado este tiempo, añade un chorrito de salsa de soja, medio vaso de agua y salpimenta al gusto.

Deja cocer hasta que se haya consumido el agua. A fuego lento, añade el sésamo y déjalo 3 minutos más. Retira del fuego y sirve.

Sugerencia* Esta receta puede cocinarse también al estilo wok japonés.

Recetas similares:
  • Merluza rebozada con mayonesa vegetal sin lactosa

  • Mojicones

  • Flan de huevo sin lactosa

  • Pasta con salsa de queso sin lactosa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>