Recetas a tu gusto

Aperitivos Dulces y postres Primeros platos Segundos platos


Tarta de queso tradicional

Por: | 0 comments | 14 enero 2014 | Categoria:
  • Tiempo:  2 horas
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 6

¿A quién no le gusta una buena tarta de queso? Cremosa, con su toque lácteo y con un sabor sin grandes complicaciones. Para mí la tarta de queso es a los dulces un poco lo que es la pasta a los alimentos salados: una cosa que siempre está buena y que gusta a casi todo el mundo. Por eso es infalible si queremos un postre delicioso, pero sencillo de hacer.

De modo que aquí tenéis una fórmula de tarta de queso sencilla y tradicional, que esperamos que disfrutéis.

Ingredientes

  • 900 g de queso crema (tipo Philadelphia),
  • 150 g de nata líquida (para montar),
  • 25 g de mantequilla derretida
  • 1 vaina de vainilla
  • 275 g de azúcar,
  • 2 cucharadas de harina
  • 1/2  limón en zumo
  • 4 huevos + 2 yemas

Elaboración

Exprimimos el medio limón y reservamos.

Ponemos en un bol, o en el vaso de una batidora, el queso crema, la nata, la mantequilla derretida, la harina, el zumo del limón y los huevos con las yemas. Abrimos la vaina de vainilla, rascamos las semillas del interior con un cuchillo y las agregamos también.

Ponemos el horno a calentar a 160° (con aire) / 180° (sin aire). Preparamos un molde desmontable de unos 22 cm de diámetro, forrando la base con papel de hornear, para poder despegar la tarta con facilidad. Ojo con el molde utilizado, pues si es desmontable debe quedar completamente estanco al ajustarlo, porque la mezcla sin cocer es muy líquida y se nos podría salir por la unión de la base. Lo digo por propia experiencia.

Batimos todos los ingredientes a velocidad media, hasta que se forme una mezcla homogénea. Vertemos la mezcla en el molde y lo golpeamos ligeramente sobre la mesa, para que salgan las posibles burbujas.

Metemos el molde en el horno y bajamos la temperatura a 130° (con aire) / 150° (sin aire). Cocemos la tarta entre 80 y 90 minutos, hasta que se vea doradita y crecida. Probamos con una brocheta si está cuajada por dentro.

Os aconsejo que apaguéis el horno y dejéis enfriar la tarta en el interior, pues así evitamos que se agriete excesivamente la superficie. Sacamos la tarta cuando se haya enfriado por completo y… ¡buen provecho!

Recetas similares:
  • Recetas fáciles de Halloween

  • Cómo Hacer Manzanas Hasselback

  • Menú para un San Valentín romántico

  • 3 vídeo recetas para hacer Roscón de Reyes en casa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>