Menús infantiles Tiempo para tu bebé Tus niños


Cómo relajar a tu bebé en vacaciones

Por: | comments | 8 julio 2014 |
bebe

 

La llegada de un bebé, suele cambiar los ritmos y costumbres de la familia, que debe adaptarse al recién nacido. Si son las primeras vacaciones con tu solete, te contamos cómo vivir estos primeros momentos con tranquilidad y naturalidad.

Los primeros días de tu bebé son de lo más importantes. Por ello, es conveniente que sigas una serie de consejos que te ayuden a que tu solete se encuentre relajado.

  1. Procura mantener una actitud tranquila y relajada: los bebés captan a la perfección el estado de ánimo de las madres, y les afecta enormemente. Por ello, es fundamental que le transmitas tranquilidad. Si te sientes cansada y no has podido dormir bien, pide ayuda y ¡tómate un pequeño descanso! Un paseo en solitario, un baño calentito o un masaje…, son momentos que te ayudarán a relajarte.
  2. Aprovecha para mimar a tu bebé al máximo, para que se sienta bienvenido. No escatimes en contacto físico aplicándole suaves masajes que facilitarán que se tranquilice:
  • Frótate las manos con aceite especial para bebés, para que cojan temperatura y a continuación, aplica el mensaje con mucha suavidad y en dirección hacia el corazón.
  • Comienza el masaje por la carita y la cabeza.
  • Continúa por la tripita. No hagas presión; simplemente, pasa tus manos.
  • Masajea brazos y manos llegando hasta sus deditos y siempre en dirección al corazón.
  • Partiendo de los tobillos, masajea las piernas hasta las nalgas.
  • Dale la vuelta a tu bebé y masajea su espalda desde el culito hasta el cuello.

No dudes en preguntar a tu pediatra para que te muestre las mejores técnicas para masajear a tu bebé.

  1. Cuida los ritmos en los hábitos: es bueno para el bebé y para ti. Evita los viajes largos siempre que sea posible. El bebé se ha de ir adaptando a nuestra vida poco a poco.
  2. Decora su habitación eligiendo tonos suaves, y tamiza la luz exterior con cortinas claras. Ventila la habitación cuando el bebé no esté dentro para que se renueve el aire, y mantén una temperatura moderada y ligera humedad, con la ayuda de humificadores en periodos cortos.
  3. Por último e importantísimo: no dejes los aparatos tecnológicos cerca del bebé.

 

¡Disfruta de las mejores vacaciones junto con tu bebé!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>